Cuello de cisne para toda la vida



Fall Collection 728 x 90

 

 

Hay dos zonas del cuerpo que indican claramente la edad de las personas y donde el envejecimiento no tiene piedad: las manos y el cuello. Son dos zonas donde las manchas, las arrugas, el descolgamiento, la sequedad, etc pasan factura más rápidamente que en otras partes del cuerpo, mostrando sin piedad la edad que tenemos realmente o incluso peor: haciéndonos parecer mayores de lo que somos.

 

Sin embargo, hay una manera de evitar ese problema: prevenir, prevenir y prevenir! Cuando tengamos 50 años ya será tarde. ¿Empezamos hoy? Vamos a centrarnos en el cuello, una zona olvidada dentro de la zonas olvidadas! Se nos olvida que tenemos cuello, se nos olvida desmaquillarlo, tonificarlo, hidratarlo… pobrecito cuello!

 

Las causas del deterioro del cuello a lo largo de la vida son el fotoenvejecimiento (los dichosos rayos de sol!), la edad (hay que asumir que en eso no podemos hacer nada, seguiremos cumpliendo años!) y la carga genética (ay los genes!). El envejecimiento en esa zona se nota en lo siguiente:

 

  • Cambio de coloración en la zona del cuello: con los años se va volviendo más rojizo (ese fenómeno tiene el nombre científico y médico de poiquilodermia) y es causado por los rayos de sol y la poca protección que hemos dado a lo largo de los años a esas zonas.
  • Las arrugas (llamadas “cuerdas de violín”) verticales que destacan enormemente con el paso de los años y que son causadas por la flacidez el músculo platisma.
  • La flacidez de la piel, de la grasa de la zona y de los músculos.
  • La aparición de la papada: un exceso de tejido bajo el mentón y que en muchos casos aparece desde muy jóvenes (especialmente cuando hay exceso de peso).

 

Con la cosmética y los cuidados preventivos podemos ayudar a proteger la piel del sol (esencial) y a mantener la zona hidratada y nutrida, pero sólo podemos ayudar un poco a la flacidez del cuello ya que como hemos visto más arriba, la genética es un factor esencial en ese aspecto. Por tanto, no debemos olvidarnos de limpiar e hidratar la piel del cuello cada mañana y cada noche, igual que hacemos en el rostro. También debemos aplicar la protección solar en el cuello, mejor en protección alta y con el mismo producto que usemos para el rostro.

 

Y no estaría de más que a partir de los 30 años incorporáramos un producto específico de cuidado de la piel en esta zona, por lo menos por las noches. Algunas opciones buenas son:

 

Suero Success Future de Guerlain: un suero especialmente indicado para la piel del cuello y del escote, con una textura más gruesa que la de los sérums para el rostro pero que se absorbe bien y tiene una textura agradable. Forma parte de la gama Succes Future de la firma Guerlain, una línea antiarrugas y antiflacidez a base de extracto de ámbar. Se trata de un ingrediente concentrado estimula la producción de tensotrophine y de colágeno. Su precio es de 95€ y lo podéis comprar en perfumerías.

 

 

Benefiance Concentrated Neck Contour de Shiseido:  La propuesta de Shiseido para luchar contra la flacidez del cuello. Desarrollado por la marca nipona con su patentada Firm Support Formula, contiene un sistema anti fotoenvejecimiento a base de la planta acuática Chlorella, que además contrarresta la aparición de arrugas en la zona. Lo podéis encontrar en perfumerías selectivas y el precio es de unos 80€ en algunas perfumerías (aunque en otras cuesta más)

 

Crema Jeunesse du Cou Mult-Régénérante de Clarins. En textura crema, este producto de Clarins es antiedad y protege la piel del escote y el cuello a base de extracto de ciruela y auxinas de girasol, que contribuyen a suavizar el aspecto de las arrugas y líneas de expresión con un efecto lifting inmediato. Indicada para todo tipo de pieles, la podéis comprar en perfumerías especializadas y en la tienda online de Clarins por 58,95€.

 – Crème pour le Cou de Sisley: una crema que ofrece firmeza e hidratación para la delicada zona del cuello y el escote, a base de extracto de ratania (que tiene efecto tensor). Tiene una textura fina y agradable que se absorbe bien y se puede usar perfectamente de día y de noche. Esta crema la encontráis en perfumerías especializadas y su precio es de 112€ pero en algunas tiendas se encuentra por unos 80€.

Vosotras os cuidáis el cuello? Recordad que más vale prevenir que curar y no os olvidéis por lo menos, hidratar el cuello a diario y protegerlo del sol igual que el rostro!

 

¡Gracias por leer y comentar!




Etiquetas

9 Comentarios

  • Penelope dice:

    Hola,

    Una muy buena entrada, a mí personalmente (por precio, creo que algunos son “exagerados” en ese apartado) me ha gustado la crema de Clarins (a ver si consigo una muestra). Yo estoy usando, por si alguien le interesa, una crema de Lush que no es específica para cuello (es para el “escote”) pero muy buena para hidratar y reafirmar toda la zona, se llama Lovely Jubblies!!!, no es de las más baratas que tiene la marca, es cierto, pero tiene un olor floral que es un gustazo y realmente hidrata y me noto la piel de la zona más firme. Un besazo. http://lacajaadepenelope.blogspot.com.es/

  • Muy buen post, siempre nos olvidamos del pobre cuello, pero los efectos de envejecimiento también se ven en el cuello! así que hay que cuidarlo mucho! gracias por compartir un beso

  • Aydita dice:

    Gracias por la informacion! besos

  • diezlunas dice:

    Es una zona muy olvidada, yo la trato a diario con mi hidratante

    Un beso,
    Maquillando sueños

  • Yolanda Isabel Hurtado García dice:

    hola guapi, un post muy interesante, porque ciertamente nos olvidamos del cuello, muchas veces…así que gracias y besos

  • Salander dice:

    No sabía que existieran cremas específicas para el cuello. Yo lo que sí que hago es extenderme mi hidratante habitual.
    Ay madre, que los 30 están a la vuelta de la esquina, jaja!

  • Chica dice:

    Pues en mi caso lo llevan claro para que se me note el envejecimiento, últimamente tengo como acné juvenil en el cuello (muy raro, lo sé), así que no aciertan la edad ni de coña.

  • Annaita dice:

    Yo lo intento, pero debo reconocer que alguna que otra vez, las prisas y las ganas que tengo de pillar la cama hacen que el cuello sea el “patito feo” de mi rutina… tengo cuerdas de violin, pero si les doy una temporada de mimos aun consigo que desaparezcan.
    Besitos

  • julia dice:

    La crema reparadora intensiva de Monsia funciona muy bien para mi 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *