Imperiale Moisturizing Cuticle Treatment



 

Empiezo una serie de posts con artículos sobre mis productos cosméticos favoritos. No soy especialmente fiel a ninguna marca de cosmética ni a ningún producto, voy variando bastante y siempre me gusta probar cosas nuevas. Sin embargo, hay productos que realmente me parecen magníficos y me han dado muy buenos resultados, y a esos sí soy fiel. Precisamente de ellos voy a ir hablando en esta serie de posts.

manos

Yo tengo una especial obsesión por las manos, empecemos por ahí…. es lo primero que miro a una persona al conocerla y le doy especial importancia. Y a mis propias manos también les doy mucha importancia, claro…. me hago la manicura tan a menudo como puedo casi casi desde que tengo uso de razón 😀 y me molesta mucho tener la piel de las manos secas, así que tengo cremas de manos en cualquier lado (en la oficina, en el bolso, en el cajón de la mesilla de noche, en el neceser de la manicura…) para usarla siempre que me note la piel reseca. Me corto las cutículas de las uñas desde hace mucho también así que en cuanto me sale una pielecilla ya estoy tirando de ella y haciéndome daño, arghhhh, qué tonta soy. Para evitar eso lo mejor es llevar siempre las cutículas impecables (lo mejor es repasarlas una vez por semana al menos) y sobretodo, tenerlas muy hidratadas. Llevaba años buscando un producto para hidratar las cutículas eficazmente, no una crema de manos normal ni siquiera de esas que dicen “para manos y uñas” sinó un producto específico para las cutículas. Mi búsqueda no daba resultados, cuando preguntaba en cualquier perfumería o en los stands de las marcas de El Corte Inglés siempre me sacaban o cremas hidratantes de manos o productos para eliminar las cutículas. Y no, no era eso lo que yo quería.

kiehls

Hasta que un buen día, y gracias a una de las más que amables y eficaces dependientas de Kiehl’s, encontré lo que buscaba. Se trata de una cremita llamada Imperiale Moisturizing Cuticle Treatment. Es un frasco redondo que contiene 14 gramos de producto pero dura una eternidad, ya que su textura ultra espesa te obliga a coger sólo una pizquita de producto, que repartes entre las 10 cutículas de tus manos. Haces un pequeño masajito sobre la cutícula y lo dejas que se vaya absorbiendo. Ya he comentado que la textura es ultra espesa y super fuerte, así que mejor usarla justo en el momento de meternos en la cama para no tener que tocar nada más…. es imposible hacer nada con los dedos tan pegajosos como te los deja este producto. Incluso a la mañana siguiente tendreis que frotaros la cutícula con un cepillito de uñas para acabar de eliminar el producto que se ha quedado pegado.

En unos pocos días de uso de esta crema ya notareis que las cutículas no están resecas, que dejan de salir pellejos y que al haceros la manicura desaparecen muy fácilmente (tanto si las cortais como si las apartais simplemente). Se puede aplicar incluso si llevas las uñas pintadas, ya que no se come el esmalte y no lo altera en absoluto.

Actualizo este post porque lamentablemente, este producto ya no existe en el catálogo Kiehl’s.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.