Productos Lush para pies





Reconozco que soy un poco maniática con los pies. Odio verme los talones agrietados y la pedicura en mal estado (aunque en invierno no me pinto las uñas, las llevo arregladitas!!) Y sobretodo, odio ver el patético estado de los pies de la mayoría de la gente. Debería ser delito enseñar esos dedos resecos, esas uñas largas y sucias, esos talones agrietados, ese esmalte mate y desgastado …. ARGHHHHHH.

¡Por eso también acumulo potingues para pies! Y hoy os quiero hablar de dos potinguillos que he estado usando este verano y que me han gustado mucho. Ambos son de la marca Lush.

El primero de ellos es una pastillita de manteca corporal. Para quienes no las conozcais, las mantecas corporales son un producto con aspecto de pastilla de jabón muy mítico de la marca Lush. Vienen envueltas en papel o en las cajitas metálicas cuadraditas para ese fin y las puedes guardar en la ducha al lado de los potingues de higiene. Hay que mojarlas bien y frotarlas por todo el cuerpo para conseguir el efecto deseado. Son exfoliantes e hidratantes y huelen muy bien.

En este caso no se trata de una manteca corporal sinó de una para uso exclusivo en los pies. Se llama Crisis Diplomática y tiene un lado más rugoso como el de una piedra pómez blandita y otro más suave. Hay que mojarlo y pasar la pastilla por los pies o ayudarte con las manos. La mezcla de la parte hidratante (con mantecas de cacao y karité) con el efecto de la piedra pómez hacen que los pies se queden suaves y nutridos a la vez. Además la fórmula contiene menta y hierbabuena, que aportan el inconfundible aroma y la frescura de estas plantas.

En muy pocos días de uso ya noté diferencia, especialmente en las zonas más complicadas como los talones o la planta.

El otro producto es una crema hidratante para pies, que uso antes de acostarme o después de la ducha. Eso sí, hay que dejar los pies quietecitos unos minutos para que se absorba bien, no puedes calzarte después de usar la crema o corres el riesgo de resbalar! Se trata de la crema Piementa, con una textura suave y un olor extraño que amas u odias, pero que no deja indiferente. Contiene clavos de olor, jengibre, canela y limón. Suaviza mucho la piel y deja una sensación de frescor que complementa perfectamente (aunque no es obligatorio usarlos juntos, claro!) la manteca Crisis Diplomática de la que os he hablado más arriba.

Crisis Diplomática es una pastilla de 110 gr de peso que cuesta 6.95€ y la crema Piementa contiene 100 gr de producto y cuesta 9.95€. Podeis comprar los productos Lush en cualquiera de las tiendas que tienen en algunas ciudades españolas. Tienen tiendas en muchos otros países. Y además venden online, con un servicio efectivo y rápido.



5 Comentarios

  • MqR dice:

    aki otra maniatica de los talones! increible lo q se ve en verano con sandalias!! muy monas, de pelu, arregladas…pero señoras los talones tb son part del cuerpo

    bss

  • Mónica Clivillé (MoCli) dice:

    A partir de ahora prometo que me cuidaré más los pies!!!

    No sabía que mi Lush está en la Illa Diagonal!!!! El viernes me voy de compras a Lush, fijo.

  • GEMA G. dice:

    hola reina…gracias por tu apoyo…en realidad creo q mi función q era que retiraran mis fotos y denunciar públicamente el descontento con brutalidades así ya está hecha.

    Ya cada cual con su conciencia o su ignorancia…q en este caso creo q es lo segundo. No quiero darle más bola al tema, no merece perder más de mi tiempo.

    Gracias por el premio…aunq no aparezca estoy elaborando un apartado con los premios q me otorgais…a ver si lo cuelgo.

    Uff yo soy una maniática de los pies…odio el verano porq tengo q estar constantemente cuidando para mantenerlos en buen estado.

    Disfruta del comienzo de semana reina..bsitossss

  • elena dice:

    Yo tampoco sabía de la tienda Lush en BCN, iré a por mis productos para pies. Aunque en invierno no se agrietan tanto, también hay que cuidarlos!Besitos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.