Máscara de pestañas Max Curva de Rimmel London




 

 

La máscara de pestañas Max curva de la firma Rimmel London es la última que he probado, testado y fotografiado para explicaros mi experiencia con ella. Como de costumbre, tardo un poco más que otros blogs pero ¡no me importa! porque no entro en la carrera “a ver quién lo publica antes”.

 

Se trata de una nueva máscara de pestañas de la firma Rimmel London, cuyos productos he probado con distinto resultado. Si bien sus labiales Perfect Stay me chiflan, su máscara de pestañas Stimulong no me gustó demasiado. Podéis leer ambos artículos en mi blog así como reviews de otros productos de la misma marca.

La máscara Max Curva llega al mercado en la misma línea que otras máscaras de pestañas que prometen mucho volumen y curvas extremas en las pestañas, con un efecto “pestañas postizas”. Los tests efectuados por Rimmel prometen un rizo hasta un 70% más pronunciado y un volumen hasta 14 veces mayor.
Estos resultados se obtienen gracias a dos factores principales:

 

– La fórmula patentada por Rimmel London, enriquecida con colágeno y queratina.

– El cepillo curvilíneo y grande.

 

La campaña publicitaria está protagonizada por la modelo británica Lily Cole y todo el look es muy Rimmel London, es decir, muy moderno, con colores ácidos e intensos, un envase ligero y cómodo y una imagen fresca y moderna.

He estado probando esta máscara durante semanas y os puedo dar mi opinión además de un par de fotos para que veáis el resultado en mis pestañas. A mi me ha resultado una máscara correcta, sin más. No he notado una curvatura extrema ni un gran aporte de volumen, sin embargo me parece que da un resultado correcto, que sigue bien la línea natural de mis pestañas al mismo tiempo que las peina bien y las deja “en su lugar” sin enredarlas demasiado como hacen otras máscaras que las dejan a pegotones.

El aplicador me resulta cómodo de usar y no coge pegotes de producto, lo cual es muy conveniente ya que luego no deja esos excesos en las pestañas. Incluso para las pestañas inferiores es bastante práctico aunque en ese caso sí que hay que vigilar un poco de no manchar la piel. En cualquier caso, si se mancha un poco el párpado ya sabéis que hay que dejar secar esas manchas y luego borrarlas con un bastoncito de algodón. Así de fácil.

Para mi gusto, es una máscara para diario, que da buenos resultados pero no espectaculares y que debido a su relación calidad-precio sí recomendaría a quienes no busquen extremos sinó algo correcto pero de calidad y que se aplique fácilmente.

Su precio es de sólo 9€ y la encontráis en perfumerías y  grandes almacenes.

 

Y vosotras, ¿la habéis probado? ¿estáis de acuerdo conmigo o habéis notado más volumen y curva que yo?

¡Gracias por leer y comentar!



7 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.