5 consejos para una buena manicura




 

 

 

 

 

 

Hoy os quiero transmitir unos rápidos consejos que hay que tener en cuenta para una buena manicura. No se trata de un post extensísimo sobre manicura ni un paso a paso pero sí algunos consejillos o tips que espero os sean de utilidad:

 

  1. Limar la uña siempre en la misma dirección para evitar que se astillen: es difícil de hacer a priori porque cuando nos ponemos a limarnos las uñas siempre las limamos en doble dirección, de izquierda a derecha y de derecha a izquierda alternativamente puesto que es el modo más rápido de limarlas y el que sale de manera natural pasando la lima de un lado a otro. Es como un acto reflejo y reconozcámoslo: siempre lo hacemos así…. podemos limarnos la uña de este modo mirando la tele o charlando por teléfono porque no necesitamos ni siquiera prestar atención a lo que hacemos. Pues bien, es hora de cambiar ese hábito, chicas! Hay que limar las uñas siempre en la misma dirección, desde el centro de la uña y hacia la derecha o hacia la izquierda en pasadas cortas.
  2. Las uñas húmedas son mucho más frágiles por tanto siempre hay que cortarlas y limarlas cuando estén bien secas. Fácil de conseguir teniendo siempre a mano una toallita de tocador dentro del neceser de la manicura
  3. Las cutículas puedes retirarlas para que se vean menos o puedes cortarlas, según tu gusto personal. Respecto a si es perjudicial cortar las cutículas y sólo hay que retirarlas, hay diversidad de opinión. En los centros de estética en general las suelen sólo retirar por dos motivos: en primer lugar por comodidad, porque es más fácil y tardas menos en hacerlo y en segundo lugar y más importante, por motivos de higiene y seguridad ya que al cortar las cutículas se pueden realizar pequeños cortes y heridas. Si te haces la manicura en casa puedes optar por cualquiera de las dos opciones pero si las cortas, recuerda que debes hidratar las cutículas muy bien (te recomiendo el producto Solar Oil de CND)
  4. Siempre es conveniente usar una base para las uñas antes de aplicar el esmalte. Con ello tratarás la uña dependiendo del problema concreto que tengas: uñas descamadas, uñas quebradizas, uñas amarillentas, uñas estriadas, etc…. y además protegerás la uña de la agresión a la que la someten los esmaltes, incluso los más buenos. Todas las marcas tienen pre-bases incoloras, es esencial que os hagáis con una
  5. Cuando aplicamos el esmalte solemos empezar en el borde de la uña rozando con la cutícula. Eso lo hacemos generalmente para que toda la longitud de la uña se vea maquillada y no queden rayas incoloras sin esmalte. Pues bien, siento deciros que es una mala práctica! El esmalte de uñas está pensado para aplicarse sobre la uña, no sobre la cutícula ya que resecan demasiado la piel y por tanto, es mejor dejar 1 ó 2 milímetros a ras de cutícula sin maquillar al aplicar el esmalte. Nosotras de cerca lo vemos, sí, pero seamos realistas… nadie nos mirará las uñas tan de cerca y nadie se dará cuenta de que efectivamente faltan 2 milímetros sin esmaltar. Además, nos evitaremos la incomodidad de tener que retirar el esmalte que nos ha manchado el dedo con algodoncito, con bastoncitos, etc… una técnica en la que hay que ser muy experta!

Y además de estos 5 consejillos, os recomiendo un pequeño gadget que he descubierto hace poco y que hace más fáciles mis manicuras…. Pongámonos en situación: estamos aplicando el esmalte y tenemos que agarrar el bote del esmalte, sacar el pincelito del bote, escurrirlo y aplicarlo en la uña. Y todo esto llevando ya las uñas húmedas porque nos hemos aplicado la base previa y no queremos estropearla. Difícil verdad? En muchas ocasiones acabamos sosteniendo el botecito de esmalte entre las rodillas doblándonos cual contorsionista de “Tú Sí que Vales”….. ¿cuantas veces acaba el bote de esmalte por el suelo derramado encima del sofá o de la alfombra? ¿Os suena la situación?…..

 

Pues se acabó! Con el gadget que os presento esta tortura se acabará, chicas! Se llama, muy explicativo el nombre, “cono sujeta esmaltes” y es un pequeño trastito de silicona donde podemos sujetar el bote de esmalte abierto e inclinado para que nos sea facilísimo sacar el pincelito y esmaltarnos las uñas sin miedo a que se vierta el contenido. El cono tiene 3 inclinaciones distintas (dependiendo de cuan lleno esté el bote de esmalte y por tanto de cuanta inclinación necesitemos) y lo podéis conseguir por sólo 5 € en la tienda online Regala Con Encanto. Además, si hacéis un pedido de cualquier otro producto de su web (os recomiendo por ejemplo los magníficos organizadores para bolsos) el cono sujeta esmaltes os lo llevaréis totalmente gratis!

Espero que os hayan resultado de utilidad estos pequeños y rápidos consejos y hayáis tomado buena nota de este pequeño cacharrito de silicona que os puede hacer la vida más fácil.

 

¡Gracias por leer y comentar!

 

 



19 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.