Comer sano para evitar las dietas

¿Tarta o zanahoria? Esa es la cuestión

Estamos ya en pleno noviembre y en menos que canta un gallo llegará la Navidad (sí, asumámoslo, el tiempo vuela!!) y nos excederemos con los turrones y nos plantaremos en enero con varios kilos de más que nos darán una rabia tremenda… Acordaos que cada año nos sucede lo mismo, ¿a que sí?

¿Tarta o zanahoria? Esa es la cuestión

Es un buen momento para recordar lo que cualquier médico endocrino nos recomienda siempre: seguir una dieta variada y sana día a día para evitar de este modo tener que hacer dietas estrictas de adelgazamiento cuando nos apremia el tiempo! Hoy me apetece recordar un poco estos consejos de dieta saludable que todas debemos tener presentes y que a veces se nos olvidan (a mi la primera!) ¿Os apetece? Vamos allá….

  • Reduce la cantidad de carbohidratos que consumes. Habitualmente consumimos más carbohidratos (pan, pasta, bollería, cereales, patatas…) de los que deberíamos y es recomendable controlar su consumo. Ojo, no hay que eliminarlos de la dieta (eso es un error también!) sino consumirlos moderadamente, en el momento adecuado del día y siempre de la mejor calidad posible. ¿Lo mejor? Incluir algo de pan (a poder ser de cereales o integral) en el desayuno e incorporar legumbres, patata, pasta o arroz en la hora de la comida sin abusar de salsas o condimentos.
Reduce la ingesta de carbohidratos

Reduce la ingesta de carbohidratos

  • No te fíes de los productos light. Hay que ir con cuidado con el abuso de productos “light” o que tienen la etiqueta de “light”… mejor optar por alimentos sanos que no sean muy calóricos y en el caso de productos con alto contenido graso (por ejemplo, los quesos) es conveniente elegir los que tienen menor % de grasa (pueden ser light o no, pero suelen ir etiquetados indicando el % de grasa que contienen).

¡Cuidado con los reclamos de los productos light!

  • No hay que olvidarse de las grasas! Son muy temidas por las dietas (sobretodo para adelgazar) debido a su alto contenido calórico pero son necesarias para el cuerpo así que no debemos eliminarlas completamente. Comer cada día un poco de aceite de oliva (si es aceite de oliva virgen, mucho mejor) en crudo es la mejor opción, incorporándolo a las ensaladas y a las verduras cocidas a o la plancha. Un consejo: hazte con un spray para aplicar el aceite con él, reducirás mucho la cantidad de aceite en cada plato pero sin perder el sabor y las propiedades del producto.
Modera la cantidad de aceite para aliñar las ensaladas

Modera la cantidad de aceite para aliñar las ensaladas

  • Olvídate de las bebidas azucaradas. Son una gran trampa, puesto que una lata de refresco contiene muchas más calorías de las que pensamos…. si tomas zumos, que sean naturales o por lo menos, sin azúcares añadidos. Y si te gustan los refrescos de bote, elígelos light o “zero”, ¡en este caso sí merece la pena!
Elimina los refrescos azucarados y con gas de tu dieta

Elimina los refrescos azucarados y con gas de tu dieta

  • Las proteínas son saciantes y necesarias. Es común pensar que la carne o en general, “los segundos platos” engordan demasiado y optar por tomar sólo ensaladas y verduras. Sin embargo, las proteínas son saciantes y necesarias para que el metabolismo trabaje correctamente. La clave está en elegir fuentes proteicas bajas en grasas y vigilar el modo de cocinarlas. Si quieres comer o cenar sólo una ensalada, puedes incluir unos taquitos de queso tipo Burgos, unos taquitos de jamón de pavo o un huevo cocido a la ensalada por ejemplo. Reduce sin embargo las carnes de cerdo y opta por el pollo o el pescado, siempre a la plancha, cocido, al horno o al vapor antes que frito o empanado.
La cocción en papillote o al vapor es una buena elección. (imagen de recetin.com)

La cocción en papillote o al vapor es una buena elección. (imagen de recetin.com)

  • ¿Y los dulces? ay los dulces… ¡qué difícil es renunciar a ellos! Elige siempre un dulce casero antes que uno de bollería industrial (por ejemplo, elige un bizcocho de yogur o unas magdalenas en casa antes de comer un donut o un croissant envasado). No es que engorde menos pero los ingredientes serán más sanos (si usas mantequilla o aceite de oliva para preparar un bollo siempre será más sano que uno que tiene grasas vegetales sin identificar por ejemplo) y si tienes antojo de chocolate, opta por el que tenga una concentración del 70% o más de cacao y olvídate del chocolate blanco, del con leche y de las tabletas y bombones que incluyen licor o frutos secos.
La bollería hecha en casa no contiene conservantes.

La bollería hecha en casa no contiene conservantes.

  • Comer fuera de casa suele ser una de las mayores tentaciones. Ya sea a la hora del menú diario con los compañeros del trabajo o en una cena con amigos o la pareja el fin de semana, los restaurantes son lugares de perdición si intentas mantener una dieta… Algún consejo que te puede servir es elegir siempre un primero a base de vegetales, como una crema de verduras, una parrillada de verduras, unos espárragos a la plancha,  o una ensalada variada (cuidado con los aliños). Otro truco es pedir que te cambien la guarnición del segundo plato (que suele ser a base de patatas) por verduras cocidas, ensalada verde, unas rodajas de tomate o unos crudités variados.

Busca alternativas saludables en los restaurantes

  • Si la salida a un restaurante incluye beber alcohol, opta por una copa de vino tinto (sólo una!) y no bebas licores de alta graduación.

Una copa de vino tinto para acompañar la comida o la cena te la puedes permitir

  • Y si tus acompañantes quieren ir a un restaurante exótico, propón un restaurante japonés y date un homenaje a base de sushi y sashimi, saludable y menos calórico que otras opciones.
Una buena cena a base de comida japonesa te resultará deliciosa

Una buena cena a base de comida japonesa te resultará deliciosa

 

Hace unos meses (justo antes del verano cuando nos preparábamos para la operación bikini) os hablaba de los consejos que nos dio la Dra Montse Folch en un encuentro que tuvimos con ella. Os recomiendo releer el artículo donde esta nutricionista y endocrina daba consejos en los que me he basado para este artículo, así que manos a la obra para estar divinas en Navidad y no tener que lamentar nada el día de Nochevieja cuando nos queramos enfundar el traje del año pasado!

¡Gracias por leer y comentar!



7 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.