Cómo limpiar bien el cutis

Nadie duda que lavarse es esencial, no sólo por el bien de todos y por educación y respeto hacia los demás sino por la salud e higiene de nuestra propia piel Sin embargo, en cuanto a la limpieza del cutis parece que no lo tenemos tan claro… la falta de tiempo, el desconocimiento y sobretodo, la pereza son los máximos enemigos de la higiene facial. Son muchas las mujeres que descuidan este paso esencial en el cuidado de la piel y no saben cómo limpiar bien el cutis. No importa si usas productos de lujo, si te maquillas estupendamente o si eres guapa a rabiar… si tu piel no está limpia y cuidada nunca lucirá como es debido! En el artículo de hoy quiero recordar algunos conceptos sobre la limpieza del rostro, consejos sobre cómo hacerla debidamente y errores comunes que debemos evitar.

Limpiar la piel por la mañana y por la noche es la clave de una piel sana y belleza

Limpiar la piel por la mañana y por la noche es la clave de una piel sana y belleza

¿Por qué debemos limpiarnos el cutis?

Porque una piel limpia es la clave de un cutis joven y sin imperfecciones, que aprovechará al máximo los productos de tratamiento que le apliquemos después y admitirá el maquillaje de mejor modo. Acostarse con el maquillaje puesto es el mayor error que puedes cometer porque los restos de producto se incrustarán en tu piel, obstruyendo los poros y generando acné, puntos negros y alergias. Si no te has maquillado, ten en cuenta que tu piel está sucia de todos modos: la polución, los aires acondicionados y la calefacción, los roces con la ropa y las manos…. todo eso ensucia nuestra piel de todos modos y hay que eliminar esas impurezas.

limpieza

Usa agua templada, ni demasiado caliente ni muy fría

¿Cómo limpiar bien el cutis?

  • Hay que limpiar la piel dos veces al día: por la mañana nada mas levantarte y antes de aplicarte los productos de cuidado diario y al final del día, tanto si nos hemos maquillado como si no. Si tienes la piel mixta, grasa o normal puedes hacerlo del mismo modo en ambas ocasiones pero si tienes la piel seca o sensible te recomiendo usar un producto más suave por la mañana para no irritar el cutis (un algodón embebido en agua micelar bastará por ejemplo)
  • Usa agua templada, ni muy fría ni muy caliente. Por la mañana puedes usarla templada tirando a fresca y por la noche, templada tirando a caliente. El agua más bien fresca te ayudará a desentumecer el rostro, rebajar la hinchazón de los ojos y a despertarte por las mañanas. Por la noche el agua templada-caliente (insisto, no muy caliente) ayudará a abrir ligeramente los poros para que los productos penetren mejor.
  • Elige el producto adecuado para tu piel. Hay mcuhos en el mercado y es esencial usar un producto que sea el que nuestra piel necesita, para que nos cuide el cutis sin irritar y poder beneficiarnos de sus ventajas. Para pieles secas, elige jabones faciales que tengan aceites esenciales e incorporen elementos hidratantes mientras que las pieles mixtas y grasas necesitan limpiadores libres de aceites y que no saturen los poros.
  • Masajea suavemente la piel cuando apliques el producto limpiador. Hazlo siempre en movimientos circulares y en dirección hacia el exterior del rostro, es decir, desde la nariz y el centro del rostro hacia las sienes y mandíbula. En la zona del cuello y escote, masaje hacia arriba, como si quisieras levantar la piel y evitar las arrugas. NO presiones, frotes ni apretujes el cutis. Si al terminar el masaje tu piel está enrojecida es que has sido demasiado brusca!
Masajea suavemente la piel cuando apliques el limpiador

Masajea suavemente la piel cuando apliques el limpiador

Errores que debes evitar

  • Elige siempre un jabón o producto limpiador FACIAL. La pastilla de jabón o gel para las manos no sirve ni tampoco cualquier otro producto pensado para otra zona del cuerpo. La piel del cutis es más fina y delicada y tiene necesidades especiales que puedes estropear si usas un producto no adecuado.
  • No elijas un producto simplemente “porque hace más espuma”. Hacer más espuma no es síntoma de una limpieza más eficaz. De hecho, en muchas ocasiones los productos que generan espuma resecan más la piel. Como decía más arriba, la clave es elegir el producto adecuado para tu tipo de piel.
  • Huye de ingredientes fuertes y jabones agresivos con muchos detergentes. Mejor elegir productos libres de fragancia, no comedogénicos y que incluyan ingredientes de origen natural.
  • No uses diario productos limpiadores exfoliantes. La exfoliación es necesaria pero un exceso puede ser perjudicial, así que no uses para cada día los productos limpiadores que ejercen además una función exfoliante (esos déjalos por ejemplo para su uso una vez por semana). Vigila también productos que contengan ácidos glicólicos y ácidos salicílicos, que deben ser usados con prudencia y sólo si los necesitas realmente.
  • Abusar de cepillos limpiadores y otras herramientas que pueden irritar la piel. Úsalos con moderación y sólo si tu piel los tolera bien, no deberías usarlos si tienes la piel sensible y deberías ir con cuidado en pieles secas o normales.
Un producto que hace mucha espuma puede resecarte la piel

Un producto que hace mucha espuma puede resecarte la piel

Paso a paso

  1. Retira el cabello del rostro con una cinta para el pelo y/o recógelo en una coleta o moño.
  2. Lávate las manos
  3. Moja el rostro con agua templada
  4. Aplica el limpiador, gel o jabón en las manos y frota suavemente todo el rostro con movimientos circulares.
  5. No olvides las zonas como las aletas de la nariz, las cejas y la raíz del cabello
  6. Baja hasta el cuello e inicio del escote.
  7. Aclara con más agua templada hasta que no haya rastro de producto en el cutis.
  8. Seca con una toalla suave a toquecitos, sin frotar la piel para no irritarla.
  9. Inmediatamente después, sigue aplicando el resto de productos de cuidado facial, sobretodo el tónico para cerrar los poros y tonificar la piel.
  10. Sigue con el sérum, crema hidratante, etc… (tu rutina habitual)
No olvides hidratar tu cutis a diario después de la limpieza

No olvides hidratar tu cutis a diario después de la limpieza

En el blog podéis encontrar muchos artículos sobre productos para desmaquillar el rostro, os recuerdo que los tenéis todos recopilados en esta categoría. Recordad los consejos que os doy a la hora de elegir el producto que más se adecue a tu tipo de piel y necesidades y sigue los pasos correctos para tener una piel limpia y radiante.

¡Espero que os haya resultado de interés el artículo sobre cómo limpiar bien el cutis! ¡Gracias por leer y comentar!



21 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.