Consejos para aplicar correctamente la máscara de pestañas

Aplica la máscara sin haber sobrecargado de producto ni bombeado varias veces el aplicador dentro del tubo.



La máscara de pestañas es uno de los productos de maquillaje más utilizados y prácticamente todas las mujeres tienen una máscara en su neceser o bolsa de maquillaje. Todas sabemos utilizarla pero seguramente cometemos errores comunes incluso sin darnos cuenta. Con este artículo quiero desvelar algunos de estos errores y dar algunos consejos para aplicar correctamente la máscara de pestañas y sacarle el máximo partido a este cosmético que tanto nos gusta a todas!

1.- No te frotes los ojos. Es la primera norma que hay que seguir! No debemos frotarnos los ojos con fuerza ni apretar la zona de los párpados, ni cuando vamos maquilladas ni tampoco cuando vamos sin maquillar. Si lo hacemos, podemos fácilmente romper las pestañas, hacer que se caigan más y despeinarlas. Si te pica el ojo, ráscate suavemente sin “apretujar”

Regla número 1: nunca hay que frotarse los ojos porque puedes romperte las pestañas y provocar su caída.

Regla número 1: nunca hay que frotarse los ojos porque puedes romperte las pestañas y provocar su caída.

2.- Riza las pestañas antes de maquillarlas. A menos que tengas las pestañas ya muy largas y rizadas por naturaleza,  es aconsejable familiarizarte con el uso del rizador de pestañas ya que hará que la máscara luzca mucho mejor. Recuerda que jamás debes rizarlas con la máscara aplicada puesto que podrías romperlas, siempre hay que hacerlo con las pestañas limpias. Los rizadores dan un poco de miedo si nunca los has usado, pero merece la pena invertir en uno bueno y probar en casa con cuidado hasta que nos sintamos cómodas con su uso.

Utiliza un rizador de pestañas, siempre con las pestañas limpias sin maquillar.

Utiliza un rizador de pestañas, siempre con las pestañas limpias sin maquillar.

3.- No bombees el aplicador dentro del tubo. Es un gesto muy “típico” al empezar a maquillarnos las pestañas: sacamos el aplicador (también llamado goupillón) y lo metemos dos o tres veces rápidamente dentro del frasco, como queriendo coger más producto. ¡Gran error! Con eso lo único que conseguimos es meter aire dentro del tubo de la máscara y hacer que se seque mucho más rápido. El aplicador ya sale con el producto necesario para aplicarlo en las pestañas, no necesitas coger más producto.

Aplica la máscara sin haber sobrecargado de producto ni bombeado varias veces el aplicador dentro del tubo.

Aplica la máscara sin haber sobrecargado de producto ni bombeado varias veces el aplicador dentro del tubo.

4.- Limpia la punta del aplicador antes de ponerte la máscara. Es mu común que el aplicador salga del tubito con algún pegotillo, especialmente en la punta del cepillo…. y lo que solemos hacer es dejar esos pegotes en el cuello del bote, verdad? Con eso lo único que conseguimos es que ese mismo pegote se vuelva a cargar en la siguiente aplicación! Ten a mano un pañuelito de papel y limpia la punta del goubillón antes de aplicarte la máscara.

Limpia el aplicador en un pañuelo de papel para quitar los grumos o excesos.

Limpia el aplicador en un pañuelo de papel para quitar los grumos o excesos.

5.- Aplica la máscara por la parte de abajo de las pestañas. Es decir, desde la raíz y hasta la punta (ver el punto 6) pero por la zona del globo ocular, no por la zona del párpado. Hay quien la aplica por arriba y me consta que es cuestión de gustos, pero yo no os lo recomiendo porque no contribuye nada a levantar la mirada… si aplicamos la máscara de abajo hacia arriba, al tiempo que maquillamos las pestañas las vamos peinando y llevando hacia donde nosotras queremos, mientras que si aplicamos el producto por la parte de arriba, puede quedar muy “pesado” el efecto.

Yo no os recomiendo aplicar la máscara por la parte superior de las pestañas.

Yo no os recomiendo aplicar la máscara por la parte superior de las pestañas.

6.- Aplica la máscara desde la raíz de las pestañas. El mejor modo de aplicar la máscara de pestañas para que quede bien bonita, alargando y aportando volumen, es hacerlo bien desde su raíz. Es muy común que nos apliquemos la máscara rápidamente maquillando solo desde la mitad de las pestañas hasta las puntas…. ¡Error! Abre bien los ojos, acerca el aplicador en posición totalmente horizontal a la raíz de las pestañas (imagina que quisieras maquillar casi casi el interior del ojo, pero por supuesto no te hagas daño!), mete bien el aplicador entre tus pestañas y ve moviendo el aplicador  con ligeros movimientos de zig-zag hasta llegar a la punta. Si te manchas los párpados en este momento, déjalo, no toques nada… (y pasa a leer el punto 10)

Pon el aplicador en la misma raíz de la pestaña y ve subiendo hacia la punta en un suave movimiento de zig-zag

Pon el aplicador en la misma raíz de la pestaña y ve subiendo hacia la punta en un suave movimiento de zig-zag

7.- Dirige las pestañas hacia afuera, no hacia arriba. A medida que vayas aplicando la máscara siguiendo las indicaciones del punto 6 ve dirigiendo las pestañas ligeramente hacia la zona alta de la sien, en lugar de simplemente levantarlas hacia arriba. De este modo conseguirás un efecto óptico de mirada más abierta y ojos más almendrados. Si te manchas los párpados en este momento, déjalo, no toques nada… (y pasa a leer el punto 10)

A medida que aplicas el color, dirige las pestañas hacia la parte alta de la sien, para abrir la mirada.

A medida que aplicas el color, dirige las pestañas hacia la parte alta de la sien, para abrir la mirada.

8.- Aplica dos capas de máscara de pestañas, sin dejar pasar mucho tiempo entre una capa y otra. Es decir, si aplicas la segunda capa de mascara de pestañas pasados 2-3 minutos, la primera capa se habrá secado ya y es muy probable que acabes con grumos y con las pestañas demasiado gruesas. Lo mejor es que no pase más de un minutillo entre una capa y otra.

Si tardamos mucho en aplicar la segunda capa de máscara, la primera se habrá secado y nos puede quedar un efecto tan feo como este.

Si tardamos mucho en aplicar la segunda capa de máscara, la primera se habrá secado y nos puede quedar un efecto tan feo como este.

9.- Si quieres aplicar la máscara de pestañas en el párpado inferior (es cuestión de gustos, no hay una norma para eso), puedes aplicar el dedo debajo de las pestañas para evitar que se manche mucho la zona de la ojera. Luego te limpias bien el dedo y listo.

En el párpado inferior puedes aplicar la máscara cubriendo la zona de la ojera con tu dedo para evitar las manchas

En el párpado inferior puedes aplicar la máscara cubriendo la zona de la ojera con tu dedo para evitar las manchas

10.- Si te has manchado el párpado al aplicar la máscara, ahora es el momento de limpiarlo. Primero de todo deja que se seque bien la mancha y cuando esté bien seca (puedes hacerlo al final de todo el maquillaje) límpialo suavemente con un bastoncillo de algodón. Si lo haces con cuidado no eliminarás las sombras de ojos pero aún así, si ves que te has llevado un poco de color del párpado, puedes retocar ligeramente las sombras y listo!

Los bastoncillos de algodón son muy útiles para limpiar pegotes o manchas de máscara de pestañas

Los bastoncillos de algodón son muy útiles para limpiar pegotes o manchas de máscara de pestañas

11.- Peina y separa bien las pestañas con un cepillo o peine. Una vez has maquillado las pestañas aplicando dos capas de máscara, es el momento de repasar con un cepillo o peine limpio para acabar de separar bien las pestañas, quitar algún grumito o pegote que pueda haber quedado. Es importante que mantengas bien limpio siempre ese cepillo o peine así que lávalo a menudo para conseguir un buen resultado.

 

Peinar y ordenar las pestañas después de maquillarlas es el mejor modo de darles un bonito acabado.

Peinar y ordenar las pestañas después de maquillarlas es el mejor modo de darles un bonito acabado.

12.- No uses máscaras de pestañas de otras personas ni prestes la tuya. Los ojos pueden tener infecciones y enfermedades de todo tipo, por ese motivo no es buena idea compartir máscara de pestañas, ni siquiera con alguien de confianza puesto que no es una cuestión de higiene sino de salud (esa persona puede tener conjuntivitis sin ni siquiera saberlo). Por supuesto, no uses nunca los aplicadores de las tiendas, si quieres probar una máscara en una perfumería, pídele a la dependienta un aplicador de usar y tirar!

Aunque sean personas de confianza, por cuestiones de higiene y salud, mejor no compartir máscara de pestañas.

Aunque sean personas de confianza, por cuestiones de higiene y salud, mejor no compartir máscara de pestañas.

13.- Y por último y no menos importante: cuando la máscara esté acabada o reseca, substitúyela por otra! Olvídate de viejos trucos del almendruco como añadir agua a la máscara de pestañas…. lo único que harás será estropear el resultado. Si han pasado ya meses y la máscara se ha consumido o se ha secado, tírala y compra otra, de verdad! Hay máscaras de todos los precios (desde 5€ ó 6€ y hasta 30€ aproximadamente) y nos duran en buen estado varios meses así que en cualquier caso, es una inversión que merece la pena!

Si tu máscara de pestañas se ha terminado o se ha secado, no intentes revivirla, ¡compra una nueva en buen estado!

Si tu máscara de pestañas se ha terminado o se ha secado, no intentes revivirla, ¡compra una nueva en buen estado!

Y hasta aquí los consejos sobre como aplicar correctamente la máscara de pestañas. Otro día hablaremos de los tipos de aplicadores que hay en el mercado, por qué son diferentes y para qué nos puede servir cada uno de ellos. Recordad que en el blog tenéis una categoría completa con reviews de decenas de máscaras de pestañas que personalmente he probado y testado, por si necesitáis ideas y sugerencias!

Espero que os haya resultado de utilidad. ¡Gracias por leer y comentar!



5 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.