Consejos de maquillaje: ¿Cómo aplicar el colorete?



El colorete -o rubor- es uno de los cosméticos más usados por las mujeres pero al mismo tiempo es uno de los más temidos, ya que son muchas las mujeres que se preguntan ¿realmente cómo aplicar el colorete? Nos preocupa usar demasiado color o no saber donde situarlo exactamente. Si alguna vez te has preguntado tú también dónde debes empezar a aplicar el colorete, qué color te favorece más o cómo eliminar el exceso si te has pasado con el color, ¡este post puede ayudarte!

La clave está en el centro de tu mejilla

El centro de nuestra mejilla o lo que se llama “la manzana de las mejillas” es esa parte más redondeada que cuando sonreímos se redondea. Haz el gesto de sonreír y mírate en el espejo: ¿ves cómo se redondea la mejilla? pues justo en esa parte es donde debe ir la mayor parte del color al aplicarle el colorete o el rubor. Aplica un brochazo del colorete elegido en el centro de la mejilla y desliza el color moviendo la brocha hacia la sien en un movimiento ascendente.

Imagen de Makeupforever

Imagen de Makeupforever

Los límites del color

Ahora viene el momento de las matemáticas…. ¡no os asustéis! Me refiero a que ahora os voy a dar unas pequeñas cifras que podemos tener en cuenta a la hora de calcular los límites del color en nuestro rostro para acertar en cómo aplicar el colorete. Imaginad el centro de vuestra mejilla tal como lo hemos visto en el punto anterior; ya hemos dicho que el centro del color debe ir más o menos en esa “manzana”, ¿verdad? Pues bien, entre esa zona y la aleta de la nariz debe haber aproximadamente 1,5 ó 2 cm de distancia, si acercamos el color a la nariz nos veremos el rostro demasiado “pintado”. Otra medida que tendremos en cuenta es nunca, nunca, nunca poner colorete o rubor en la zona de las ojeras. Y la última medida que merece la pena respetar: trazamos una línea horizontal recta imaginaria que salga de nuestros labios y vigilaremos de poner el colorete al menos 1,5 o 2 cm por encima de esa línea imaginaria. Es decir, el colorete no debe acercarse demasiado a la nariz, ni adentrarse en la ojera y bajar hasta la altura de los labios.

colorete

Elegir el color adecuado

Las reglas generales del color indican que las mujeres de piel clara y cabello rubio están más favorecidas con tonos fríos como el rosa palo o el coral claro mientras que castañas y morenas lucirán mejor con tonos cálidos como melocotón anaranjado, tierras y bronces. Sin embargo, en el mercado hay muchos colores que no encajan tan claramente en esta clasificación que acabamos de explicaros. Los tonos melocotón que tienen un toque de rosa (es decir, que no son demasiado naranjas) suelen favorecer a todo el mundo puesto que dan un toque de color natural y dan un efecto de “buena cara” muy favorecedor.

Mis coloretes o rubores favoritos
[show_shopthepost_widget id=”706001″]

¡He aplicado demasiado color!

Puede ocurrir, de hecho ocurre a menudo: nos maquillamos y al cabo de un momento nos miramos al espejo con otra luz (por ejemplo, en el ascensor) y nos damos cuenta de que nos hemos pasado y parecemos Heidi con sus mejillas demasiado sonrosadas. Tranquila, ¡tiene solución! Lo mejor es echar mano de una borla de maquillaje con la que debes ejercer una suave presión sobre la zona para eliminar el color sobrante. Si usas una esponja o una brocha sólo conseguirás esparcir más el color y estropearlo más, ¡hazte con una una borla como estas que veis en la foto.

borlas_maquillaje

Espero que os hayan ayudado estos consejos sobre cómo aplicar el colorete y si os parece que pueden ser de utilidad para alguien más, ¡recordad que podéis compartir el artículo en las redes sociales pinchando en los botones que encontráis al final!

¡Muchas gracias por leer, comentar y compartir este post sobre cómo aplicar el colorete!

 



Etiquetas

3 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.