¿Qué es el multimasking?

Entre la locura de nombres extranjeros para designar tendencias de belleza y las modas en Instagram y otras redes sociales, ¡andamos siempre revolucionadas por nuevas palabras a descubrir y técnicas a experimentar! Que si el strobbing, que si el contouring, que si el nontouring…. pues bien, ahora llega el multimasking. Un modo divertido de aportar beneficios a nuestra piel cuidándola de un modo adecuado, ¡di Sí al multimasking!

¿Y qué es el multimasking?

Es mucho más sencillo de lo que puede parecer… el multimasking es la aplicación de varias mascarillas faciales (2 ó 3) a la vez, es decir, al mismo tiempo y distribuidas en distintas zonas del rostro. El motivo de esta técnica es que realmente no toda nuestra piel es igual y cada zona del rostro puede presentar necesidades distintas por lo que en ocasiones, aplicar una misma mascarilla por todo el rostro puede no ser lo más conveniente.

multi_masking-04

El multimasking quiere corregir ese problema aplicando simplemente cada mascarilla en la zona adecuada. No se trata de mezclarlas sino de disponerlas sobre el rostro según una distribución adecuada. Por ejemplo, la famosa zona T (la frente, nariz y mentón) suele ser más grasa y por tanto, tiene necesidades distintas a la zona de las mejillas y mandíbula, que suele requerir un extra de hidratación. También podemos usar una mascarilla específica para la zona del contorno de los ojos, con lo que en este caso estaríamos usando 3 mascarillas a la vez.

Deberíamos utilizar las mascarillas o la técnica del multimasking una vez por semana para que realmente nuestra piel se beneficie de sus virtudes.

Tipos de mascarillas para el multimasking

El tipo de piel que tengamos y las necesidades de nuestro cutis en cada momento nos indicarán las mascarillas a usar en cada momento. En líneas generales podemos identificar varios tipos de mascarillas, que sería recomendable tener en casa para poder usar en un momento u otro:

  • Mascarillas purificantes: para pieles grasas, mixtas o para las zonas que lo requieran (que suele ser la zona T). Son mascarillas con arcilla que ayudan a limpiar la piel, eliminar puntos negros, ratificar y equilibrar el sebo.
  • Mascarillas iluminadoras: para pieles con problemas de manchas o diferencias en el tono de la piel. Son mascarillas que ayudan a equilibrar el tono de la piel, no eliminan las manchas totalmente pero contribuyen a mejorar el tono.
  • Mascarillas hidratantes: las hay para todo tipo de pieles ya que todas las pieles necesitan hidratación (sí, las pieles grasas también)
  • Mascarillas nutritivas: un paso más allá de la hidratación, cuando la piel se presenta reseca y le falta nutrición.
  • Mascarillas antiedad: para pieles a partir de los 40-45 años, nunca está de mas tener una mascarilla de este tipo que nos ayude a reavivar la piel, aportando salud a la piel y controlando la aparición de arrugas, flacidez y otros síntomas de la edad. Desde las perfumerías Douglas nos indican que se deben aplicar sobre todo en las zonas más propensas a la aparición de las líneas de expresión, que suelen ser las indeseadas patas de gallo, las comisuras de los labios o el ‘arco de la sonrisa’ y la frente.
  • Mascarillas para el contorno de los ojos: son específicas para esa zona, obviamente y suelen ayudar a luchar contra las ojeras, las bolsas y las arruguitas.
  • Mascarillas para la papada: son de las últimas en llegar al mercado y se aplican en la zona de la papada para controlar la flacidez en ese área tan delicada (especialmente en pieles maduras)

 

mascarillas_02

Algunas sugerencias de mascarillas: 1. Mascarilla de arcilla purificante de L’Oréal Paris; 2. Mascarilla rejuvenecedora de Rosa Negra de Sisley; 3. Mascarilla reafirmante y regeneradora de jalea real, de Apivita. 4. Mascarilla monodosis peeling revitalizante de Vichy; 5. Mascarilla monodosis iluminadora de Douglas; 6. Mascarilla nutritiva de miel de Etiopía, de The Body Shop; 7. Mascarilla monodosis purificante de Nivea; 8. Mascarilla Luminosidad instantánea de Caudalie; 9. Mascarilla hidratante B5 de Skinceuticals; 10. Mascarilla hidratante de Clarins; 11. Mascarilla iluminadora con vitamina C de Sesderma; 12. Mascarilla fresca para pieles grasas Cupcake de Lush; 13. Mascarilla coreana detox Tomatox de Tony Moly; 14. Mascarilla para el contorno de ojos de Sisley; 15. Mascarilla antiedad Abeille Royal de Guerlain; 16. Mascarilla reparadora Eve Lom.

¿Cómo aplicar las mascarillas?

A la hora de aplicar las mascarillas para el multimasking, no olvides estos consejos:

  1. Aplica las mascarillas siempre sobre la piel limpia, ya sea después de haberte desmaquilladora (con aceite, leche limpiadora, gel, morse…) o bien después de haber limpiado bien la piel con agua micelar.
  2. Aplica cada mascarilla en la zona correspondiente al multimasking, sin mezclarlas.
  3. Las capas deben ser uniformes, gruesas y opacas para que el resultado sea efectivo.
  4. Mantén las mascarillas el tiempo estipulado en el envase y vigila si el tiempo es diferente en cada mascarilla.
  5. Retira las mascarillas según las instrucciones del envase pero siempre con movimientos suaves, sin apretar ni irritar la piel.
  6. Evita el contacto con los ojos y la boca y limpia bien la raíz del cabello y las cejas.

¿Te animas con el multimasking? Si necesitáis más ideas de mascarillas os recomiendo visitar la sección Mascarillas del blog.

 



Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.