Cuida tu cabello con los tratamientos de aceite caliente de Lush




Cuando creemos que todo está inventado en el mundo de la cosmética, llega una marca innovadora, fresca y divertida como la británica Lush (de la que soy muy fan, como sabréis si seguís este blog) y se inventa un nuevo producto para el cuidado del cabello. Os hablo de los tratamientos de aceite caliente de Lush, los llamados “Hot Oils” en su idioma de origen.

Estos tratamientos de aceite caliente son una especie de “pastillas” sólidas de aceites esenciales que encierran una bomba de ingredientes naturales para cuidar las melenas castigadas o que necesitan un extra de cuidado en algún momento determinado. Extractos de frutas, aceites esenciales, infusiones de hojas vegetales…. ingredientes 100% naturales para unos productos libres de conservantes sintéticos y de cualquier ingrediente tóxico, como es habitual en la cosmética Lush.

Hay algo más interesante sobre estos productos para el cabello, y es precisamente su modo de aplicación. Y es que los tratamientos de aceite caliente de Lush nos “obligan” a dedicarnos un rato a nosotras mismas, a preparar la mascarilla capilar con mimo y algo de tiempo y nos dan la oportunidad de mimarnos durante un rato en una especie de ritual de belleza que a mi personalmente me encanta! Así se utilizan: hay que hervir agua y ponerla en una taza, introducir la pastilla de aceite caliente de Lush y dejar que se derrita, formando una pasta que se espesa en cuanto se enfría. Cuando está ya algo templada se aplica sobre el cabello y se deja unos 20 minutos, tras los cuales se debe aclarar con agua y lavar el pelo de la manera habitual.

 

Se trata por tanto de un tratamiento capilar a modo de mascarilla prelavado, que se aplica sobre el cabello en seco (cepillado y desenredado) y se retira con agua y champú. Yo después no necesito poner ni crema acondicionadora ni nada más, claro, porque el cabello ya queda muy hidratado, suave y desenredado. Veréis que no es necesario usar todo el producto, podéis guardar el resto en la misma taza o en un bote tapado y usarlo el excedente otro día, a mi generalmente un aceite de estos me dura para unas 3 aplicaciones.

Ahora mismo Lush dispone de 5 variedades de aceites calientes:

    • Damage: un tratamiento todoterreno que aporta nutrición y cuidado del cabello, mejora la elasticidad del cabello y reduce la electricidad elástica. Su fórmula contiene aceite de oliva virgen, aceites de almendra y aguacate. Es un tratamiento adecuado para todo tipo de cabellos siempre que necesitemos un cuidado extra.
    • New: ideado para ayudar cuando hay problemas de caída del cabello, gracias a su fórmula que contiene infusión de hojas de menta y ortiga que estimulan los folículos pilosos. También contienen aceites de jojoba y de oliva para hidratar en profundidad, absolutos de ortiga y romero para equilibrar el cuero cabelludo, canela y aceite de clavo.
    • Marilyn: en los cabellos rubios ayuda a mantener el tono claro, pero se puede usar también con cualquier otro color de pelo, puesto que la camomila ayuda a aportar luminosidad al cabello. El limón contribuye a alisar la cutícula para que de este modo la melena refleje mejor la luz.
    • Yuge: la cura perfecta para aquellas que tenemos poco cabello o lo tenemos fino, porque la sal y el pippermint proporcionan volumen a las melenas sin volumen y con cabello fino. También incorpora sirope de ágape que da cuerpo a la cutícula del cabello y aceite de jojoba que hidrata sin aportar peso y equilibra la producción de sebo para evitar el adelgazamiento.
    • Hair Doctor: una auténtica cura de salud para las melenas castigadas, llena de ingredientes beneficiosos. El musgo de Irlanda acondiciona el cabello, el romero equilibra el cuero cabelludo, el pippermint estimula los folículos, la arcilla fullers limpia en profundidad, la cebada calma irritaciones, la lanolina nutre y el aceite de coco hidrata. ¿no está mal, no?

Estos aceites calientes no son un tratamiento que necesites usar cada vez que te lavas el cabello ni mucho menos, yo los alterno con mi acondicionador habitual y con las mascarillas más “tradicionales” que se usan después de lavar el cabello. Yo los uso cuando tengo un rato libre en casa y aprovecho para llevar también una mascarilla facial al mismo tiempo, ¡así hago sesión de spa casero total!

Cada uno de estos tratamientos tiene un precio de 9.95€  y los encontráis en tiendas Lush y en su tienda online.

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *