4 pasos para bajar de peso y mejorar tu cuerpo




Con el verano acercándose nos llega ese momento temido de la “Operación Bikini” en el que nos damos cuenta que durante los meses de invierno nos hemos descuidado un poquito y algunos kilillos indeseados se han aposentado en nuestro cuerpo y o quieren marcharse 😉

A estas alturas sabemos que perder peso y mejorar la figura no se puede hacer de manera rápida, que no existen métodos milagrosos y que las soluciones rápidas no son eficaces… pero cualquier momento es bueno para empezar a cambiar algunos hábitos que nos ayuden a bajar de peso y a mejorar nuestro cuerpo. He intentado resumir en 4 pasos las cosas a tener en cuenta para ponerse en marcha y bajar de peso, ya sea antes del verano o simplemente, como modo de vida!

Paso 1: alimentación (más) saludable

Entre todas las teorías que hoy en día leemos en prensa y redes sociales sobre el tema de la alimentación y la nutrición (que si el gluten es malo, que si la carne no es conveniente, que si los lácteos no nos benefician…) hay algunas pautas que son innegables y que cualquier nutricionista y médico endocrino recomendaría:

  • Aumentar la dosis de frutas y verduras a diario: ya sean las famosas 5 raciones diarias, ya sean menos o ya sean mas… lo importante es concienciarnos que las frutas y las verduras son buenas para nuestra salud y nuestra alimentación, tanto si queremos adelgazar como si no.
  • No olvidar las legumbres: imprescindibles para una dieta saludable, aportan muchos beneficios y es interesante incluirlas a menudo en nuestra dieta. Prueba a hacer ensaladas con una base de lentejas, garbanzos o alubias, purés de garbanzos tipo humus (se pueden hacer variaciones con habas, por ejemplo) o guisos clásicos pero menos grasos eligiendo carnes más magras o simplemente, sólo con verduras.
  • Prescindir de los dulces, sobretodo los industriales. Si no puedes vivir sin dulce, prueba a hacer galletas en casa con harinas integrales y substitutivos del azúcar y elige siempre chocolate negro en lugar de chocolate con leche!
  • Olvídate de los fritos y cocina siempre con métodos que requieran menos aceite: plancha, vapor, horno…

Imagen de Shutterstock

Paso 2: muévete más

El ejercicio físico moderado es bueno para todos, tengamos la edad y condición física que tengamos. Por supuesto puedes ir al gimnasio o hacer deporte de forma individual (como el running que está tan de moda) o en grupo (papel, fútbol, baloncesto….) pero hay otras muchas opciones válidas: caminar es probablemente la más fácil y al alcance de casi todos, también la natación, montar en bicicleta, hacer yoga o bailar (lo que más te guste: zumba, salsa, sevillanas, bachata…) son opciones que puedes incorporar a tu día a día como una actividad de ocio en lugar de sentirlo como un “deporte” obligatorio.

Otra opción que cada vez tiene más adeptos es seguir rutinas de gimnasia en casa cómodamente, inspirándose en influencers expertas como mi querida Patry Jordan y su programa Gym Virtual del que muchas personas ya son adictas! Y para hacer seguimiento de tus avances de un modo diferente, puedes usar alguna de las aplicaciones para mantenerte en forma que existen en el mercado y que de un modo divertido te ayudarán a avanzar.

Imagen de Shutterstock

Paso 3: usa la cosmética adecuadamente

Aunque la cosmética no adelgaza, sí hay cremas y productos cosméticos que pueden ayudarnos a mejorar nuestro cuerpo tratando la celulitis o reafirmando las zonas más flácidas. Cuando hablamos de estos temas para cuidar el cuerpo, siempre os digo que una crema anticelulítica no hace milagros pero sí ayuda si se acompaña de una dieta saludable, un poco de ejercicio y una voluntad de cuidarse realmente!

Os recomiendo visitar la sección Cuerpo de mi blog, donde siempre encontraréis reviews de productos para el cuidado del cuerpo y novedades en todo lo que tenga que ver con la “Operación Bikini” (que hay que hacer todo el año…)

Imagen de Shutterstock

Paso 4: ¡sé positiva!

Puede parecer una tontería, pero no lo es! Mantener una actitud positiva y enérgica frente al reto de perder peso, mantener la figura deseada o mejorar tu cuerpo, te ayudará sin duda a conseguir tu reto. Y eso se traduce en no desfallecer cuando no consigues los resultados deseados al ritmo que te gustaría, a no bajar la guardia y sobretodo, a no tirar la toalla si las cosas no van bien. Si un día cometes un error, ¡no pasa nada! al día siguiente lo harás mejor!

Imagen de Shutterstock

Espero que os hayan ayudado estas ideas, al menos, a pensar en qué cosas podemos hacer para mejorar nuestro cuerpo y sentirnos mejor.



3 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.