¿Pensando en cirugía estética? El otoño es una buena época




Hoy en día es muy habitual ver a celebridades (y personas anónimas) que pasan por el quirófano para hacerse retoques de cirugía estética con el objetivo de cambiar algunas áreas de su aspecto físico que no les convencen o quieren mejorar. Algunas veces el resultado es favorecedor, bonito y mejora sustancialmente el aspecto de una persona pero todos hemos visto casos en los que el resultado final nos parece que afea a la persona o que se ve demasiado artificial. Esto ha hecho que la medicina estética y la cirugía estén siempre en el punto de mira.

Son muchas las técnicas y tipos de intervenciones de cirugía estética disponibles hoy en día, que responden a todo tipo de necesidades y situaciones en las que todos, de un modo u otro nos podemos encontrar en la vida. Pensemos por ejemplo en personas que por enfermedades y problemas de salud acuden a la cirugía estética, como es el caso de las cirugías reparadoras de la piel tras quemaduras o lesiones cutáneas o la reconstrucción de pecho necesaria tras un cáncer de mama. Este tipo de tratamientos tienen una gran importancia para las pacientes puesto que no sólo resuelven un problema de salud sino que tienen mucho peso en la recuperación de la enfermedad porque mejoran la imagen personal y por tanto, la autoestima de las personas.

No podemos olvidarnos de la medicina estética, una gran área que también suele practicarse en las mejores clínicas de estética del país y que consiste en técnicas menos invasivas para corregir y mejorar aspectos del rostro o el cuerpo. No suelen implicar cirugía mayor y son tratamientos más enfocados a buscar una simetría en el rostro o perfeccionar algún aspecto facial. Los rellenos de ácido hialurónico en los labios o en las líneas de expresión, así como los tratamientos con Botox son ya muy habituales en mujeres y hombres de todas las edades por los buenos resultados que aportan y por ser de rapidísima recuperación: no necesitas pedir ningún tipo de baja médica y puedes hacer vida normal desde el mismo día.

La cirugía estética también resuelve, por supuesto, muchos complejos físicos que las personas desean superar, pudiendo cambiar aspectos del rostro o del cuerpo que no nos convencen o queremos modificar. Los meses de otoño son un buen momento para someterse a este tipo de intervenciones porque permiten una recuperación más cómoda al haberse terminado el calor del verano y nos dan tiempo suficiente para estar totalmente recuperados para las fiestas navideñas. El aumento o reducción de pecho, la lipoescultura o la abdominoplastia son algunas de las técnicas corporales más demandadas, mientras que los retoques faciales más demandados tanto entre hombres como entre mujeres están la rinoplastia, blefaroplastia o lifting facial.

Sea cual sea la motivación que te lleva a realizarte algún tipo de tratamiento médico-estético o a someterte a una cirugía plástica, lo más importante siempre es hacerlo bien asesorada y ponerte en manos de un equipo médico profesional que nos informe bien de todo el proceso y ¡nos haga un buen seguimiento posterior para asegurar el éxito!

 

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.